Cómo prevenir la obesidad en mi perro

Cómo prevenir la obesidad en mi perro

¿Cómo detectar si tu perro tiene obesidad?

De acuerdo con el portal canófilo Perros de México, la obesidad es actualmente uno de los principales desórdenes alimenticios que afectan a los animales domésticos en nuestro país, donde se calcula que entre el 5 y el 15 por ciento de perros domésticos presentan obesidad.

La principal causa de sobrepeso en perros es la mala alimentación o el exceso de alimento (evita darle sobras de comida, màs alimento del que debería o demasiadas galletitas).

Otra de las causas que podría ocasionar sobrepeso en nuestros peludos amigos, y que se suma a la anterior, es la falta de ejercicio (recuerda, la cantidad de alimento necesaria es proporcional al ejercicio que realiza tu perro).

Y por ultimo, pero no por ello menos importante, son los factores genéticos los que hacen a determinadas razas ser más propensas al sobrepeso (el Labrador, el Cocker o el Basset Hound, por ejemplo).

Pero no te preocupes, taaaanto, siempre hay solución, y aquí te daremos algunos tips para ayudar a tu perro a tener una figura atlética y saludable 😛

Primero. Identifica si tu perro esta en sobrepeso

Lo primero es mirar objetivamente a tu mascota para saber si tiene un problema de peso. Hay tablas para conocer el peso ideal de cada perro en función de su raza, aunque variará dependiendo de factores como la edad, si es mestizo, etc.

Esas tablas no son necesariamente exactas pero te pueden servir de guía inicialmente. Es bastante más fácil hacerse una idea fiable con una guía visual como la que te dejamos abajo de estas lineas.

En resumen: si se pasa en un 20 por ciento de su peso ideal entonces se considera que tiene sobrepeso. Si el exceso fuera de hasta un 40 por ciento, estaríamos hablando de un animal obeso y deberán saltar todas las alarmas.

Replantear la idea de los paseos diarios para tu perro

Como lo dijimos antes, en muchos casos la obesidad de tu perro suele venir de comer demasiado y moverse muy poco. Por eso, ten lista la correa y las bolsitas para las heces de tu perro.

Recuerda que cuanto más rápido sea el paso, mejor, ya que quemará más calorías; OJO, siempre dentro de las capacidades de tu perro (si, esto va para los dueños de pugs, bulldog francés e inglés).

Mmm ¿no tienes tiempo para dar paseos largos todos los días? bueno, puedes plantearte contratar a un paseador profesional. OJO, no contrates de esos que llevan mil perros al mismos tiempo ya que no solo NO lograrás el objetivo de que tu perro se ejercite sino que además los vas a estresar.

Lo importante aquí es que cuando tu perro salga de paseo, realmente salga de paseo y no acabe tumbado en el piso del Starbucks mientras tú te tomas unas café.

Controla su alimentación

Primero, no le compartas de tu comida, aunque te haga esos ojos como los de “El gato con botas”.

Dos, consulta a tu veterinario, quién el mejor que te puede asesorar sobre las croquetas que necesita tu perro en función de su edad, raza y circunstancias.

Recuerda, el sobrepeso le puede causar a tu perro problemas articulares, diabetes, disminución en la función inmunológica y enfermedades de la piel, además de una expectativa de vida más corta. Existen diferentes maneras de diagnosticar el sobrepeso o la obesidad de tus perro, pero nuestra sugerencia es que, ante la duda, consultes a un veterinario.

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *